Inicio / Timonel / Timonel 02

Timonel 02

Timonel 24 de Septiembre de 2017

 

Queridos amigos y lectores de Mar Adentro:

 

Les saludo a todos con mucho cariño: “La paz esté con ustedes”. Hoy quiero hacer llegar mis palabras de consuelo y esperanza a todas las familias que en el pasado terremoto se han visto lastimadas por la pérdida de sus seres queridos y sus bienes inmuebles. El Dios de la esperanza les fortalezca. Y que la solidaridad de todos los mexicanos haga palpable el amor y la misericordia de Dios.

 

DIÁLOGO Y VERDAD: FUNDAMENTOS DE LA SANA CONVIVENCIA

 

El próximo día 27 celebramos el aniversario de la Consumación de la Independencia, cuyos principales protagonistas fueron Don Agustín Iturbide y Don Vicente Guerrero en 1821. ¿Por qué tuvieron que pasar más de 11 años para que fuera posible un acuerdo de paz? Ciertamente hubo intentos desde mucho tiempo antes, como el realizado por Don José María Coss en 1812 con los “Planes de Paz y Guerra”. En ellos proponía terminar el enfrentamiento armado y resolver el conflicto desde principios de derecho natural y público: “La guerra, este azote cruel, devastador de los reinos más florecientes, y manantial perpetuo de desdichas no puede producirnos utilidad alguna, sea el que fuere el partido vencedor, a quien pasada la turbación no quedará otra cosa más que la maligna complacencia de su victoria, pero tendrá que llorar por años perdidos y males irreparables”.

 

Hay dos cosas que influyeron mucho en la dilación de los acuerdos de paz: la primera, lo violenta que fue la guerra de independencia. Se dieron episodios muy cruentos y crueles. La segunda, la violencia verbal que satanizaba o presentaba al contrario como un animal ponzoñoso, haciendo ver que eliminarlo era la única actitud posible ante él.

 

Recordarlo nos haga recapacitar en la actitud de descalificación denigrante que aparece en las campañas políticas entre partidos. Si nos hacen ver al otro “absolutamente malo”, no dejan opción alguna al ciudadano común, no partidista. Elegir entre varios que nos han sido presentados absolutamente malos no despierta ninguna esperanza. La realidad no es ni absolutamente mala ni absolutamente buena. Solo desde la verdad puede surgir el diálogo que nos acerca. Y esto mismo hemos de tenerlo en cuenta en nuestra vida familiar y comunitaria.

 

Recordar la consumación de nuestra independencia también fortalezca en nosotros la convicción de que la violencia, lejos de favorecer una solución, encona más la animadversión, y mientras más grande la violencia, mayor es la animadversión que hace surgir.

 

LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y SU PAPEL FUNDAMENTAL EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA PAZ

 

Los medios de comunicación representan grandes oportunidades para transmitir buenas noticias y para promover en nuestra sociedad: La unidad, el diálogo, el perdón y la reconciliación. Así pues, la comunicación tiene que ser una herramienta que sirva para promover el encuentro entre las personas, entre todos los miembros de la sociedad y entre los pueblos.

 

No es fácil mantener un equilibrio entre la verdad y la justicia y ofrecer la noticia, colaborando para que en la sociedad se mantenga el mejor ambiente de cordialidad y de búsqueda de paz y armonía. A los medios de comunicación que incrementan en la población la percepción de inseguridad y la cultura de la violencia, y la transmisión de contenidos violentos, que recurre al sensacionalismo sangriento, que narra con lujo de detalles las acciones criminales; que repite, una y otra vez, los modos de operar de los delincuentes, sus mecanismos de tortura o eliminación de las víctimas; generando en la sociedad miedo y desconfianza, con lo que se afecta la convivencia social y se daña el tejido social, los invito a ser objetivos y veraces en la trasmisión de sus noticias, pero a la vez a aportar y favorecer la buena comunicación que cree mejores relaciones entre las autoridades y la sociedad civil.

 

Hago un llamado a todos los que colaboran en los medios de comunicación, para que se sumen al compromiso de una cultura de paz, conscientes de que tienen un papel fundamental y trascendental en este compromiso, ya que pueden ser artífices tanto de la paz como de la guerra. Ayúdennos a que la gente tome medidas precautorias y no pierda la esperanza. Todos los medios de comunicación pueden favorecer y crear condiciones para que la sociedad se tranquilice en situaciones tan dramáticas como las que hemos vivido recientemente y busquen colaborar en la construcción de la paz.

 

 

Con mi oración y bendición

 

En Dios, nuestro Padre

 

+ Leopoldo González González

Arzobispo de Acapulco

About admin

Error

Timonel

Queridos amigos y lectores de Mar Adentro:   Les saludo a todos con mucho cariño …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *