Inicio / Articulos / La peregrinación anual a la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe en el Tepeyac

La peregrinación anual a la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe en el Tepeyac

Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas

La peregrinación anual a la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe en el Tepeyac, responde a un voto nacional de parte de todos los Obispos de México, que se comprometieron a realizar esta con cada una de sus diócesis. En los últimos años, se han ido agregando a este programa oficial de peregrinaciones, diócesis de los Estados Unidos, Canadá y Centroamérica.

En nuestra Provincia de Acapulco, esta práctica devocional fue inicialmente promovida, entusiastamente, por el IV Obispo de Chilapa, el Siervo de Dios Ramón Ibarra y González, insigne devoto guadalupano, quien gobernó la vasta diócesis de Chilapa por 11 años, que en ese tiempo abarcaba todo el Estado de Guerrero (1890-1902). No se ha realizado un análisis de esta práctica votiva nacional, pero sin duda alguna, gracias a Monseñor Ibarra, este es un aporte de la Iglesia guerrerense a la devoción guadalupana.

Para nuestra Iglesia particular de Acapulco, esta venerable tradición inicia junto con la recién creada Diócesis en 1959, y la Primera Peregrinación, presidida por el Siervo de Dios José Pilar Quezada Valdés, tuvo lugar el 28 de abril de ese mismo año. Solo se tiene noticia de una única cancelación con motivo de la alerta con motivo de la fiebre mal llamada “porcina”, en el que la peregrinación a la basílica fue suplida en meses posteriores por una peregrinación por regiones pastorales.

De modo que este año 2018 tiene lugar la Peregrinación número 58 a la Insigne y Nacional Basílica de Guadalupe en el Tepeyac.

Para el año 1983, con motivo del Año Santo de la redención el Señor Obispo de Acapulco, monseñor Rafael Bello Ruiz, decido junto el Obispo de ciudad Altamirano, Monseñor José Lizares Estrada, con quienes formaban de la Región Pastoral Sur, unirse a la tradicional fecha que venía realizando la Diócesis de Chilapa, cada 9 de febrero, en la conmemoración del aniversario de la Ordenación Episcopal del Siervo de Dios Monseñor Leopoldo Díaz Escudero.

Esta fecha, más adelante, fue abandonada por motivos más bien ambientales, ya que febrero es un mes muy frio para los fieles costeños. Se volvió a la fecha tradicional acapulqueña del penúltimo miércoles de abril. Esta fecha solamente fue abandonada arbitrariamente durante el episcopado de Monseñor Carlos Garfias Merlos. Pero nuevamente se ha vuelto a la tradicional fecha de abril, porque en junio es complicado para los fieles ir a la ciudad de México, por ser temporada de lluvias, y los fieles de nuestra costa estar muy cortos de recursos, entretenidos en las terminaciones escolares.

Para los récord Guinness guadalupanos, Acapulco contó con un insigne clérigo que alcanzó el récord de 75 peregrinaciones diocesanas ininterrumpidas en las que participó, primero con la Iglesia Madre de Chilapa, posteriormente con la de Ciudad Altamirano, y al final con Acapulco: Monseñor Silvino Moreno Rendón –de feliz memoria-. Esta es la primera peregrinación presidida por el actual Arzobispo Monseñor Leopoldo González González.

¡En Acapulco todos somos Juan Diego! ¡Porque Santa María de Guadalupe es Reina de los Mares! ¡A Acapulco la Virgen le dijo: Este mar elijo para ser mi altar!

About admin

Error

Encuentro Regional en Costa Grande

Encuentro Regional en Costa Grande Hacia el VI Plan Diocesano de Pastoral Redacción Mar Adentro. Coyuca …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *