Inicio / Comunicados / Día Mundial del Riñón

Día Mundial del Riñón

Acapulco, Gro., a 10 de Marzo de 2019

Comunicado 10-19

El próximo jueves, segundo de este mes de marzo,  se celebra el Día Mundial del Riñón. Fue instituido con una triple intención: la primera, dirigir nuestra atención y hacernos conscientes de la gravedad y el aumento de pacientes con enfermedad renal crónica; la segunda, hacernos ver la urgente necesidad de actuar para que todos los que padecen esta enfermedad puedan recibir una atención de calidad; y la tercera, motivar a toda la sociedad a tener aquellas conductas y hábitos de vida que nos permitan prevenirla. “Este año, el Día Mundial del Riñón se propone concientizar sobre la alta y creciente carga de la enfermedad renal en todo el mundo y la necesidad de estrategias para su prevención y tratamiento”. “El lema de este año “Salud renal para todos, en todas partes” hace un llamado para alcanzar una cobertura de salud universal, especialmente para la prevención y el tratamiento temprano de la enfermedad renal”.

+ Gravedad de la situación:

= Bien sabemos que nuestros riñones son los encargados de mantener la presión sanguínea y la hemoglobina en niveles adecuados; eliminan el exceso de líquidos y desechos de nuestro cuerpo. Cuando nuestros riñones dejan de funcionar adecuadamente, se habla de insuficiencia renal.

= “De acuerdo a las estadísticas internacionales, una de cada diez personas sufre alguna patología del riñón; la enfermedad crónico degenerativa renal es la sexta causa de muerte en el mundo y los casos de esta enfermedad van en aumento. Actualmente aproximadamente 850 millones de personas a nivel mundial padecen de enfermedad renal crónica y al menos 2.4 millones de pacientes mueren al año a causa de la misma”.

= En nuestra Patria más de 8 millones de personas padecen insuficiencia renal crónica y unas 200 mil necesitan trasplante de riñón. No tenemos hospitales suficientes y los costos de atención son muy elevados. El año pasado el Director del ISSSTE expresaba que esa Institución tenía 600 pacientes en lista de espera para trasplante renal y 11 mil pacientes en terapia sustituta, en Diálisis y hemodiálisis; que del año 2015 a entonces, los trasplantes renales realizados aumentó en un 130% y en un 300% las donaciones de órganos, pero que esto era insuficiente.

= “Se estima que el 40% de los casos de insuficiencia crónica renal se da en personas con diabetes, mientras el 25% se desencadena en quienes padecen hipertensión”. Muchas personas enfrentan las dos situaciones en su persona: diabetes e hipertensión. “El tabaquismo, el alcoholismo, sedentarismo y obesidad también son factores de riesgo”.  Y se habla también de un alto porcentaje de personas que padecen insuficiencia crónica renal sin que puedan precisarse las causas que les provocaron esta enfermedad. Algunos hablan de hasta el 50% de casos. Por ello, es de alabar el esfuerzo que se está haciendo en la investigación. 

+ ¿Qué podemos hacer?

= Ayudarnos a prevenir esa enfermedad en nuestra persona. Algunas recomendaciones que nos hacen para cuidar nuestros riñones son hábitos que hemos de cultivar en nuestra vida diaria:

*En nuestra alimentación hemos de tener en cuenta las indicaciones que nos han sido dadas para prevenir la diabetes, que es uno de los factores de riesgo para la enfermedad renal; beber agua suficiente, algunos hablan de dos litros diarios con baja cantidad de minerales; ser moderados en el consumo de sal, no superar los 5 gramos al día. 

*En nuestro estilo de vida: mantenernos en forma y activos, con buen peso, no fumar, no automedicarnos, cuidar el consumo de bebidas alcohólicas (el alcoholímetro nos puede dar una idea de la cantidad que puede ingerirse sin perturbar nuestras funciones).    

*Atención a nuestro organismo: monitorear nuestra presión arterial, controlar nuestros niveles de glucosa en la sangre, checar cómo están funcionando nuestros riñones si tenemos uno o más factores de riesgo.

= Ayudar a quienes necesitan un riñón para ser trasplantados. Cuando es donación de persona viva a persona viva, en las Instituciones de Salud, yo tengo la grata impresión de que cuidan con gran esmero no sólo la salud del donante y la compatibilidad de la donación, sino también la libertad de la donación, y después del trasplante continúa un cuidado muy esmerado del donante y del receptor. Esto lo he mirado de cerca porque en Tapachula un sacerdote donó un riñón a otro sacerdote.

La donación de persona viva a persona viva con mayor frecuencia se da en el círculo más cercanamente familiar, pero la donación de persona muerta a persona viva todos podemos ofrecerla. En abril del año pasado, el Senado de la República aprobó la ley según la cual todos los mexicanos mayores de 18 años de edad, habiendo muerto, somos automáticamente donadores de órganos y tejidos a no ser que hayamos manifestado nuestra negativa a serlo. Sin embargo, es bueno que cada uno lo expresemos a nuestros familiares y que conste en algún documento. Desde hace más de 15 años en algunos Estados, no sé si ahora sea en todos, al tramitar la licencia de manejar nos preguntan si somos donadores. Si fuera necesario, puede hacerse la pregunta expresa en la tramitación de otros documentos. Así nuestros familiares conocerían nuestra voluntad. Pero veo también necesario que se nos instruya qué ha de hacerse, a dónde hay que acudir para dar cumplimiento a esta voluntad.

La Salud es un regalo de Dios que hemos de cuidar.

About admin

Error

Timonel

Queridos amigos y lectores de Mar Adentro: Les saludo a todos con mucho cariño en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *