Inicio / Comunicados / Comunicado 17-17

Comunicado 17-17

Acapulco, Gro., a 24 de Septiembre de 2017

Comunicado 17-17

ANTE LA EMERGENCIA: LA SOLIDARIDAD DE TODOS

Comparto con ustedes el comunicado de la Conferencia del Episcopado Mexicano ante la emergencia natural tan terrible que hemos vivido:

Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo,

Padre misericordioso y Dios de toda consolación,

quien nos consuela en todas nuestras tribulaciones

para que con el mismo consuelo que de Dios hemos recibido,

también nosotros podamos consolar a todos los que sufren (2 Cor. 1,3-4).

 

Con estos sentimientos, los Obispos de México queremos hacer un profundo llamado a la esperanza y a la caridad, asegurando nuestra cercanía a los hermanos que sufren estos desastres naturales, no sin dejar de reconocer la belleza de la solidaridad y los lazos profundos de humanidad que hemos constatado en estas últimas horas, por parte de muchos hombres y mujeres de buena voluntad. No hay duda que, cuando sacamos de un mal, la oportunidad para hacer un bien, el corazón se nos renueva y agranda.

 

Nosotros, Iglesia Católica que peregrina en México, seguimos en oración y acción a favor de las víctimas de los sismos ocurridos el 7 y el 19 de septiembre, así como por las inundaciones provocadas por huracanes, y que han afectado fuertemente gran parte del País, principalmente los Estados de: Morelos, Tlaxcala, Puebla, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Baja California Sur, Estado de México y la Ciudad de México.

 

A más de 30 horas del último sismo, la prioridad sigue siendo el rescate de las personas atrapadas debajo de los escombros. No cabe duda, que es bello constatar el aprecio por la  vida humana, sobre todo cuando se valora y respeta siempre y en todas sus etapas.

 

El trabajo coordinado y vinculado de la Iglesia es muy importante, y lo está haciendo con todo su empeño, en dos formas:

 

  1. En las diócesis afectadas, los obispos, sacerdotes y laicos, se organizan para atender de muy diferentes maneras la emergencia, disponiendo parroquias y seminarios, como refugios y centros de acopio, así como movilizando otros recursos diocesanos para la atención prioritaria e integral de las personas, y posteriormente la rehabilitación de los recintos eclesiales.

 

  1. En las diócesis restantes, y en ese afán de estar cerca de las personas que sufren, numerosos hermanos obispos de toda la República, se han solidarizado, emitiendo comunicados diocesanos, impulsando a sus fieles a apoyar en múltiples formas, con la oración, haciendo colectas especiales en las parroquias, y canalizando todo a través de Cáritas Nacional (Mexicana), quien está orientando de manera coordinada la distribución de ayuda proveniente de las diócesis  –económica y en especie– a los damnificados en los lugares devastados.

Los sacerdotes y las religiosas, junto con sus comunidades, están acompañando espiritualmente y atendiendo psicológicamente a los necesitados, así como proporcionando apoyo material donde se ha percibido mayor gravedad.

Por nuestra parte, en la Secretaría General de la CEM, instalamos un centro de operaciones, desde el día de ayer 19 de septiembre, en conjunto con el equipo de Cáritas Nacional para atender esta emergencia, y coordinar la ayuda que como Iglesia católica, debemos dar. Esto es, articulando el quehacer con las diferentes Cáritas del País, haciendo los enlaces con las diócesis, escuelas y los equipos de comunicación, solicitando la ayuda nacional e internacional, y haciendo los puentes con los diferentes organismos eclesiales, de la sociedad civil y gubernamentales.

Por eso, frente a este escenario, invitamos a la solidaridad, a través de una colecta económica, que podamos promover en nuestras diócesis y comunidades. Sugerimos para tal efecto, el fin de semana del 23 y 24 de septiembre del presente.

 

Con sentimientos de consuelo y esperanza, exhortamos a todos nuestros fieles y personas de buena voluntad, para sumarse a hacer oración, que es el principio de la caridad, y a ser solidarios con nuestros hermanos afectados, por medio de la ayuda voluntaria y en especie, o a través de la cuenta de Cáritas Nacional e Internacional. Es el momento de ayudar.

Nos seguimos encomendando a Santa María de Guadalupe, a quien invocamos como refugio y auxilio de nuestro Pueblo, conscientes de que su Hijo jamás nos desampara.

Cuenta de Cáritas Mexicana para transferencia Nacional e Internacional.

Donativos Nacionales

CÁRITAS NACIONAL:

BBVA Bancomer

A nombre de: Cáritas Mexicana I. A. P

Número de cuenta: 0123456781,

CLABE INTERBANCARIA: 012 180 00123456781 5

Donativos Internacionales

Beneficiario: Cáritas Mexicana, I. A. P.
Domicilio: Av. Tintoreto N° 104, Col. Ciudad de los Deportes, C.P. 03710, Del. Benito Juárez, México, Ciudad de México
Banco: BBVA Bancomer
Domicilio: Av. Universidad N° 1200, Col. Xoco C. P. 03339, Del. Benito Juárez, México, Ciudad de México
Sucursal: 0395, Patriotismo, D. F.
Domicilio: Patriotismo N° 540, Col. Mixcoac, Mex. D.F., Ciudad de México.
Cuenta: 0123456781
CLABE: 012 180 00123456781 5
SWIFT: BCMRMXMMPYM

 

EL TURISMO SOSTENIBLE COMO INSTRUMENTO DE DESARROLLO

 

El próximo 27 de septiembre se celebrará la Jornada Mundial del Turismo, que este año tiene como lema: “El turismo sostenible como instrumento de desarrollo”. Un auténtico desarrollo humano mira a todo el hombre, a todos los aspectos de su persona, y ha de llegar a todos los hombres, es inclusivo.

 

El “turismo sostenible” cuida responsablemente de las personas y de la casa común, no es destructivo ni perjudicial para el ambiente ni para el contexto sociocultural sobre el que incide, salvaguarda la dignidad personal y los derechos laborales, cuida atentamente de las personas más desfavorecidas y vulnerables. Es un instrumento muy valioso para el desarrollo de la economía de los pueblos, si se convierte en vehículo de nuevas oportunidades, y no en fuente de problemas.

 

Las Estructuras de Gobierno encargadas del Turismo, en coordinación con las instituciones privadas, organizaciones y asociaciones, empresas e Iglesia hemos de seguir en el esfuerzo por promover un turismo ético, sostenible y social, que esté al alcance de todos, en el que esté garantizado el cuidado responsable del medio ambiente y nuestra riqueza sociocultural.

 

Nuestra Arquidiócesis está enriquecida por infinidad de lugares turísticos muy hermosos y por algunos centros religiosos de gran afluencia de fieles. Es innumerable la presencia de personas que, en la búsqueda de esparcimiento y espiritualidad, transitan por nuestro territorio. Como Iglesia hemos de ofrecer nuestra ayuda para que su estancia entre nosotros tenga rostro humano, en el respeto de la dignidad de cada persona y en el encuentro fraterno que a todos beneficia. Que la contemplación de la belleza tan grande de nuestro entorno dé a todos la oportunidad de volver nuestra mirada agradecida a Dios, nuestro Padre, que ha hecho del mundo la casa de todos sus hijos.

 

Como Iglesia, valoramos positivamente todos los esfuerzos que se realizan a favor de un turismo sostenible. Invito a los Párrocos de los Santuarios Diocesanos y de los lugares donde hay Zonas Turísticas, para que busquen la vinculación con los gerentes de hoteles, políticos, empresarios y consumidores para que juntos propiciemos un turismo sostenible, instrumento de desarrollo integral.

About admin

Error

Día Mundial de la Diabetes

Acapulco, Gro., a 11 de noviembre de 2018 Comunicado 48-18 Día Mundial de la Diabetes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *