Inicio / Comunicados / Año Internacional de las Lenguas Indígenas

Año Internacional de las Lenguas Indígenas

Acapulco, Gro., a 20 de enero de 2019

Comunicado 03-19

Año Internacional de las Lenguas Indígenas

Este año 2019 ha sido declarado por la Organización de las Naciones Unidas como el Año Internacional de las Lenguas Indígenas. El objetivo que se persigue es “llamar la atención sobre la grave pérdida de lenguas indígenas y la necesidad apremiante de conservarlas, revitalizarlas, promoverlas y de adoptar nuevas medidas urgentes a nivel internacional”. Se teme que para 2100 nuestra manera de vivir haya hecho desaparecer entre el 50 y el 90 % de las lenguas que actualmente se hablan en nuestro mundo. Hay una tendencia muy fuerte a privilegiar en las jóvenes generaciones el aprendizaje de las lenguas que más se hablan en el mundo y desechar las de los pueblos originarios.

 

El Papa Francisco ha expresado que “la desaparición de una cultura puede ser tanto o más grave que la desaparición de una especie animal o vegetal” y a las autoridades políticas y eclesiásticas de los Estados del Amazonas les pidió “esfuerzos para dar vida a espacios institucionales de respeto, reconocimiento y diálogo con los pueblos nativos, asumiendo y rescatando la cultura, la lengua, las tradiciones, derechos y la espiritualidad propia”.

 

¿Por qué es tan importante la vitalidad de la lengua de cada pueblo? La lengua de un pueblo no es solo un medio práctico de comunicación. El Maestro Patrick Johansson nos dice que «la lengua de un pueblo es su alma, es una forma de sentirse en casa». El hombre buscó comunicarse para expresar la situación que estaba viviendo. Por eso el lenguaje tiene el rostro de la vida de la comunidad. La sonoridad tan cantarina del Purépecha parece hacernos sentir la frescura de la brisa entre los pinos y el mecerse de las aguas de los lagos. Por eso la lengua dice también quiénes somos, habla de nuestra manera de comprender la realidad y de la forma de relacionarnos con ella. Hablar a alguien en su lengua materna es hablarle al corazón, es la puerta para hacer sentir a cada pueblo en su hogar. No se trata sólo de un instrumento útil de comunicación, sino de un lazo de pertenencia, un rasgo de identidad. Cada lengua es una riqueza para la humanidad.

 

En nuestro Estado de Guerrero las lenguas indígenas más habladas son el Náhuatl, las lenguas Ñuu Savi (Mixtecas), el Tlapaneco y el Amuzgo. Ha habido esfuerzos grandes por cuidar de ellas y vitalizarlas. Uno de estos esfuerzos son las escuelas bilingües en las zonas de los pueblos originarios, pero han de ser más apoyados. En Perú, el 19 de enero del 2018, una pareja de indígenas le dijo al Papa. “¡Queremos que nuestros hijos estudien, pero no queremos que la escuela cancele nuestras tradiciones, nuestras lenguas, no queremos olvidarnos de nuestra sabiduría ancestral!”. Una urgencia parece ser el alfabetizar en su propia lengua a muchas personas mayores de nuestros pueblos originarios para que puedan escribirla y leerla.

 

¿Y qué podemos hacer nosotros? Cada uno tiene una respuesta muy valiosa a esta pregunta. Permítanme hacer tres sugerencias:

 

= Valorar, mirar con admiración y respeto a quien habla una lengua indígena y expresarle este aprecio. Una cosa muy sencilla es preguntar cómo es el saludo en su lengua y saludarle de esa forma.

 

= En los pueblos originarios donde miramos que ya solo los más ancianos saben su lengua materna y ya no la hablan en el trajín de cada día, animarles a reunirse a platicar una o dos horas cada semana, usando únicamente su lengua materna. Es no solo una forma de recordar palabras, frases y expresiones, sino un encuentro que fortalece la autoestima de cada persona y el vínculo que le une con los demás.

 

= Escuchar los cantos y canciones en la lengua de las comunidades originarias. Eso da cierta familiaridad para escuchar y pronunciar. A los párrocos que están en pueblos originarios les he pedido que cuando me inviten, por favor preparen que el coro cante en la lengua originaria los cantos de la Misa. También he encargado a unos Padres que hablan lenguas originarias que reúnan las traducciones y los cantos que desde hace tiempo se habían hecho en cada comunidad. Así como nos aprendemos algunas canciones en italiano, inglés o francés, así también propongámonos aprender alguna canción o canto en las lenguas de nuestros pueblos originarios.

About admin

Error

Reforcemos las acciones preventivas contra el Dengue, Zika y Chinkungunya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *